INVESTIGACIÓN

Publicado en por Laura Steffany Ramírez Sosa

LOS SOBRESALIENTES Y LAS ESTRATEGIAS DE INTERVENCIÓN.

 

 

Hablar de niños con características especiales, que no precisamente son minusválidos, si no por el contrario que muestran capacidades y aptitudes sobresalientes, ha sido un tema muy estudiado por muchos especialistas en el área, dando como definición la siguiente:

 

«Los niños superdotados y con talento son aquellos identificados por personas cualificadas profesionalmente. Que, en virtud de aptitudes excepcionales, son capaces de un alto rendimiento. Son niños que requieren programas y/o servicios educativos superiores a los que de manera habitual proporciona un programa escolar normal para llevar a cabo su contribución a sí mismos y a la sociedad. Los niños capaces de elevadas realizaciones pueden no haberlo demostrado con un rendimiento alto, pero pueden tener la potencialidad en cualquiera de las siguientes áreas, por separado o en combinación:

1. Capacidad intelectual general.

2. Aptitud académica específica.

3. Pensamiento creativo o productivo.

4. Capacidad de liderazgo.

5. Áreas visuales y representativas.

6. Capacidad psicomotriz.

 

Esta definición fue propuesta por la Oficina de Educación de los Estados Unidos (USOE).

 

Pero el punto principal de esta investigación consiste en presentar las distintas estrategias de intervención en el ámbito de la educación, las cuales se han agrupado en 3 distintas áreas:

 

  • Área familiar.
  • Área social.
  • Área escolar.

Siendo estos los ámbitos en los que el niño se desarrolla.

 

  • ÁREA FAMILIAR.

 

La intervención que se lleve a cabo por parte del núcleo familiar determinante puesto que es el primer contexto en el que el niño convive y se desarrolla puesto que es en gran medida la que aporte más experiencias significativas, en donde el niño tiene muchas oportunidades de aprender. Esta etapa, por llamarlo de alguna forma, comienza desde el tiempo del nacimiento hasta que el alumno asiste a la escuela.  White (1988) habla de las siguientes estrategias, durante esta etapa:

a) Proporcionar oportunidades de aprendizaje apropiadas para fomentar los intereses y destrezas del niño.

b) Los padres servirán de asesores personales, suministrando al bebé estímulos, compartiendo su entusiasmo y consolándole si algo le sale mal.

c) Mantener un control y guía firme en sus relaciones sociales, enseñándole lo especial que es, pero no más especial que cualquiera en el mundo.

  • ÁREA ESCOLAR.

 

El alumno necesita de un ritmo más acelerado en cuestión de cómo se le aplican y se le enseñan los contenidos, de cualquier forma el niño es el que nos irá dando la pauta de que enseñarle y en que momento. Nosotros como docentes debemos asegurar un amplio programa educativo, el curriculo  deber configurarse utilizando información sobre las etapas cognitivas, creatividad y estilos de aprendizaje para los superdotados. Dentro de las estrategias de enseñanza, debe incluirse la provisión de actividades que intensifiquen los procesos cognitivos y la creatividad. La capacidad de resolución de problemasdebería incluirse en todas las materias.

Algunos autores han hablado de estrategias educativas, haciendo referencia diversas áreas o disciplinas escolares, algunas de las cuales exponemos a continuación:

 

  • Lectura: Debe ponerse especial atención en los niños capaces de una lectura rápida y mecánica, ya que a veces no son sinónimo de comprensión lectora y expresión
  •  Escritura: Puede retrasarse en relación con la lectura y el habla, principalmente, cuando el pensamiento de niños es más rápido que su bolígrafo.
  • Lenguaje. Buther-Adam (1982) propone la presentación de nuevos y poco frecuentes estímulos para aumentar el deseo del niño de expresarse, así como la utilización de una amplia variedad de técnicas lingüísticas para que el niño pueda ejercitar su lenguaje.
  • Actividades extraescolares: Es muy positivo que el niño frecuente periódicamente asociaciones o reuniones con gente de sus mismas características para no sentirse demasiado aislado o «raro». Estas reuniones puede dedicar sea actividades que no realiza en el colegio: ajedrez, astrología, arqueología, teatro.
  • Música: Es fundamental potenciar el arte intentando aislarlo lo menos posible de la educación general del niño.
  • Creatividad: Taylor en 1975 ideó un programa para desarrollar y potenciar la creatividad de los niños superdotados, que se centraba en:

 

— transposición de las propias ideas al ambiente;

— formulación de problemas básicos o genéricos;

— transformación de las ideas mediante oposiciones y analogías;

— generación de resultados con características creativas;

— facilitación de destrezas por medio de la exposición a estimulación sensorial.

 

 

  • ÁREA SOCIAL.

 

Aunque a veces los niños presentan unas características y una mentalidad que nos hacen pensar que se aburren con otros niños y los consideran infantiles, Dishart (1983) nos recuerda que ellos también son niños y que siempre es más positiva la relación niño-niño, que la relación adulto-niño.

 

 

Las estrategias que se proponen son las siguientes:

 

a) Verificación de la realidad: Para reafirmar la realidad de sus percepciones y pensamientos, el niño debe recibir información por parte de toda la realidad conjunta que le rodea. Si sólo recibe apoyo por parte de los adultos o de los compañeros no dotados, nunca tendrá una visión total, y a la larga puede ser perjudicial para el desarrollo de su excepcionalidad.

 

b) Autoimagen: Los adultos que rodean al niño tratan al niño de manera que potencian su sentido de excepcionalidad. Por tanto una relación con sus iguales madurativas o físicamente, lima esa sensación de diferente.

Además al ser aceptado por ellos, aprende a aceptar a los demás.

Resulta esencial que los profesores de aula estén preparados para captar los indicios de superdotación y deben participar en su valoración y, posteriormente, en el diseño curricular y educativo específico para cada niño.

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post